EL HEREDERO DE LA SOLEDAD




“¿Que sería de nosotros si todo en lo que creyéramos se derrumbase?”,“¿son nuestras metas producto de lo que realmente queremos?”,“¿somos lo que creemos o sólo deseamos creer que somos algo?”,preguntas como éstas salen a la luz entre las páginas de El Heredero de la Soledad.

Una novela que cobra vida a través de los pensamientos de su joven protagonista, quien es obligado a enfrentar estas cuestiones en unas circunstancias en las que todo lo que cimentaba su identidad y su valor ha dejado de estar presente. Así pues, la obra nos invita a darnos tiempo a reflexionar sobre hasta qué punto hemos permitido que el temor a la soledad condicione nuestras vidas.

"En el seno del yo más puro del individuo, los temores gobiernan y, en su corazón, la misma pesadilla emerge: hallarse solo en un mar embravecido y remoto. Ser reclamado por las profundidades, intentar pedir auxilio y que nadie escuche, salvo la misma muerte.

El individuo no quiere que la pesadilla se torne realidad, así que abandona la lucha y se estanca, persigue la conveniencia. Cierra los ojos y quiere creer ser protegido por fantasmas.

Pero Allen Fonsaurum se verá obligado a abrir los ojos y a descubrir que, cual condena, la sombra de la soledad porta sobre sus espaldas. El destino desea otorgarle una oportunidad. No obstante, cuando llegue la hora de la verdad, la elección sólo suya será. ¿O acaso la sombra de la soledad lo apresará y será de nuevo la conveniencia la elegida?". ―Prólogo de El Heredero de la Soledad.

+

Buscar este blog

Prólogo leído

About

Sígueme en YouTube Sígueme en Wattpad Sígueme en Facebook